Comunicación con el paciente en radiología: Puesta al día.

Comunicación con el paciente en radiología: Puesta al día.

04.11.2022

Artículo original: Andrea G.Rockall, Caroline Justich, Thomas Helbich, Valerie Vilgrain. Patient communication in radiology: Moving up the agenda. European Journal of Radiology, 155 (2022)110464.

DOI: 10.1016/j.ejrad.2022.110464

Sociedad: European Society of Radiology (ESR), @ESR_Journals

Palabras clave: Comunicación con el paciente, Humanización, Información del paciente, Dar malas noticias y Portal del paciente.

Abreviaturas y acrónimos utilizados: IR (Radiología intervencionista) y US (Ecografía).

Línea editorial del número

European Journal of radiology es una revista internacional mensual que tiene como objetivo comunicar e informar sobre los últimos desarrollos en imágenes con artículos de investigación originales. La temática es muy variada y va desde artículos de inteligencia artificial, pasando por las especialidades de cardiovascular, tórax, gastrointestinal, genitourinario, cabeza y cuello, músculo esquelético, neurorradiología, medicina nuclear, pediatría, radioprotección y una sección especial en este número con 10 artículos basados en Soft Skills.

Motivos para la selección

En el campo de la radiología, en el que la tecnología avanza a pasos agigantados, es totalmente necesario humanizar los servicios y centrarnos también en el paciente y en sus necesidades comunicativas más esenciales. Afortunadamente en los últimos años han aparecido campañas de soporte poniendo el foco en el paciente y favoreciendo que este disponga de toda la información necesaria. 

Resumen

La experiencia del paciente se considera cada vez más como un indicador de calidad y está estrechamente relacionada con la seguridad y la eficacia efectividad clínica. Uno de los principios centrados en la atención al paciente es la comunicación. La comunicación efectiva con el paciente y su familia debe ser empática, conocer el día a día e involucrar al paciente en la toma de decisiones.

La radiología está muy integrada en la atención al paciente y juega un papel muy importante en la experiencia del mismo. La buena comunicación con el paciente, así como entre el equipo de profesionales de la salud, mejora potencialmente la coordinación de la atención, la seguridad y los resultados, aumentando la satisfacción del paciente y disminuyendo el coste de la atención.

La forma en que nos comunicamos con los pacientes ha evolucionado en los últimos años. Con el uso creciente de comunicaciones digitales y portales electrónicos seguros. El ritmo se aceleró con la ante la pandemia, lo que requirió flexibilidad y adaptación a estos procesos, al mismo tiempo que se reconocía la necesidad de garantizar el acceso equitativo a quienes tienen una alfabetización digital limitada.

Los servicios de radiología deben proporcionar una variedad de información antes de la atención del paciente para una correcta preparación del mismo. Esta información debe usar un lenguaje sencillo, apropiado y comprensible. La accesibilidad es vital.

La comunicación cara a cara con los pacientes involucra a todo el equipo, incluidos recepcionistas, técnicos radiólogos, enfermería y médicos radiólogos. Es crucial que todo el personal sea consciente del impacto de sus comunicaciones con los pacientes, tanto verbales como no verbales. El entorno físico del servicio también aporta comunicación no verbal y debería proporcionar un entorno acogedor y tranquilo, que no siempre es fácil de lograr debido a las cargas de trabajo en los servicios de radiología.

Además de los principios generales de una buena comunicación cara a cara, hay varias áreas de atención (en el servicio de radiología) en las que debemos capacitación para reconocer y abordar necesidades específicas:

  • Pacientes pediátricos
    En función de la edad, casi siempre se incluye a los padres o cuidadores. Tanto el niño como el padre necesitan saber qué esperar, así como la responsabilidad del consentimiento informado. Las explicaciones adecuadas serán muy importantes, particularmente para los procedimientos invasivos, para evitar el estrés, y el trauma y facilitar la máxima colaboración.
  • Pacientes de edad avanzada
    Los servicios de radiología requieren enfoques reflexivos y compasivos para abordar las necesidades de estos pacientes. La comunicación puede ser difícil debido a problemas de visión y/o audición y puede haber barreras causadas por el acceso deficiente al teléfono móvil, correo electrónico o internet.
  • Radiología intervencionista
    Se debe incluir a los pacientes en las discusiones sobre cualquier procedimiento al que se someta, debe conocer los riesgos y beneficios, para asegurar el consentimiento informado. Los pacientes pueden tener altos niveles de estrés cuando asisten acuden a un procedimiento intervencionista. Es fundamental apostar por las explicaciones claras y tranquilizadoras.
  • Ecografía
    En el transcurso de la ecografía, la mayoría de los pacientes desean recibir el resultado al instante. Proporcionar el resultado puede ser gratificante profesionalmente, sin embargo, puede haber una presión añadida al de tener que comunicar malas noticias. Este importante aspecto de la radiología no suele incluirse en los programas de formación.

Con la excepción de los procedimientos intervencionistas y ecografías, la comunicación del resultado es unidireccional del radiólogo al médico del paciente.

En una encuesta de 628 pacientes, el 88% de los encuestados pensó que sería beneficioso revisar las imágenes con un experto, y el 81% indicó interés en hacerlo, aunque solo el 28% reconoció que los radiólogos eran médicos. La mayoría (68%) querían resultados inmediatos.

Los informes dictados tradicionales siguen siendo el formato más común, con una estructura limitada o un léxico estandarizado. Esto mejora la comunicación entre radiólogos y médicos remitentes, pero el léxico es complejo para los pacientes. El avance de las tecnologías, incluidas las soluciones de inteligencia artificial, deberían ayudar utilizando plantillas de elementos comunes y facilitando la comprensión del lenguaje e incorporando posibles consultas virtuales.

Cada vez más los pacientes reciben sus resultados a través de plataformas digitales. Se ha encontrado que la comprensión del paciente del resultado de la radiología es menor cuando el resultado se recibe por primera vez a través de un portal digital. En un portal no hay la explicación o la interpretación sencilla proporcionada por el médico de referencia.

Un gran estudio de mejora de la calidad que utilizó una encuesta electrónica sobre la experiencia del paciente en radiología recopiló más de 26000 encuestas durante 1 año. El 75% de los comentarios provenientes de los pacientes, se quejaban de la naturaleza incomprensible del informe.

Los factores humanos diferencian claramente cómo los pacientes perciben a sus radiólogos, como queda demostrado en las calificaciones de 1259 radiólogos en RateMDs (web americana). Las palabras más comunes en las críticas positivas fueron: atento, experto y profesional. Las palabras más comunes en las críticas negativas fueron: grosero, causa dolor y poco profesional. Por lo tanto, las calificaciones de los pacientes se ven marcadamente afectadas por su percepción de los factores relacionados con el personal.

Necesitamos adaptarnos a la tecnología disponible, a las necesidades cambiantes y al creciente compromiso de nuestros pacientes. Desarrollar una cultura de comunicación respetuosa y empática es fundamental para nuestro objetivo. Es esencial monitorear las buenas prácticas e identificar las necesidades a través de los pacientes. Existe la esperanza de que con el desarrollo de la Inteligencia Artificial para la detección temprana de enfermedades, se disponga de tiempo extra que se pueda reasignar a la interacción directa con el paciente.

Valoración Personal

Una revisión muy interesante de un tema muy básico que todos deberíamos tener integrado y practicarlo eficientemente.

Uno de los puntos fuertes es la presencia de varios estudios que confirman la importancia de la opinión de los pacientes, como califican su experiencia en el servicio de radiología basándose en la percepción de los factores de comunicación recibidos.

Uno de los puntos débiles del artículo es la simplicidad de algunas recomendaciones de comunicación con el paciente, por ejemplo, en la preparación de pruebas, nos recomiendan usar un lenguaje sencillo y claro, etc.

Este artículo me ha reconectado con lo más esencial, poner el foco en el paciente como persona y comunicarnos de una manera más efectiva con nuestro entorno.

Cecilia Aynés Suárez
Parc Taulí Hospital Universitari. Sabadell. TSIDMN.

caynes@tauli.cat @CAynes4

Noticias Relacionadas

Estudio de intervenciones, para promover la alfabetización de la salud, en la realización de pruebas de imagen diagnósticas en pacientes pediátricos.
Estudio de intervenciones, para promover la alfabetización de la salud, en la realización de pruebas de imagen diagnósticas en pacientes pediátricos.
Imagen de secuencia SPACE 3-D T1 isotrópica dedicada para radiocirugía la planificación mejora la detección de metástasis cerebrales y reduce el riesgo de recaída intracraneal.
Imagen de secuencia SPACE 3-D T1 isotrópica dedicada para radiocirugía la planificación mejora la detección de metástasis cerebrales y reduce el riesgo de recaída intracraneal.
Técnicas de cuantificación musculoesquelética por Resonancia Magnética: Una actualización.
Técnicas de cuantificación musculoesquelética por Resonancia Magnética: Una actualización.
Elastografía por ultrasonidos en la valoración de la rigidez muscular posterior al ictus: Revisión sistemática.
Elastografía por ultrasonidos en la valoración de la rigidez muscular posterior al ictus: Revisión sistemática.